fbpx
A los 6, su niño ha demostrado ciertas áreas educativas fuertes y algunas debilidades.  Ahora es tiempo de enfocarse en ambas áreas.  Escoja juegos que reten sus áreas fuertes y […]

A los 6, su niño ha demostrado ciertas áreas educativas fuertes y algunas debilidades.  Ahora es tiempo de enfocarse en ambas áreas.  Escoja juegos que reten sus áreas fuertes y ayuden a corregir sus debilidades.

  • Recuerde que la educación formal no puede hacerlo todo.  Necesita complementar la educación de su hijo.
  • Continúe exponiendo a su niño a nuevas experiencias y disciplinas.
  • Tenga en mente que el éxito y el fracaso son elementos importantes en la educación.  Deje que su niño haga el aprendizaje y no le haga el trabajo.
  • Ayude a su niño a participar en el mundo de los adultos.  Dele tareas.

Juegos de Construcción

Ya a esta edad es capaz de reproducir con más precisión y proporción modelos propuestos o creados por él, utilizando o uniendo piezas. Puede realizar construcciones más complejas y de más piezas.

Con el pasar del tiempo sus posibilidades van aumentando y necesitará más piezas y poder combinarlas en diferentes posiciones para enriquecer sus creaciones. Seguirá utilizando bloques pequeños de encaje y comenzarán a usar los tipo “mecano”

En cuanto a los rompecabezas (puzzles) algunos niños pueden armar escenas de muchas piezas (lo normal serían unas 25 piezas)

Juegos Dramáticos

Estos juegos continúan, variando de acuerdo al niño. En algunos perduran bastante tiempo más.  A los niños les gusta jugar a personajes de la televisión. Para esto se apoyan en disfraces y juguetes que tengan que ver con ellos. A las niñas les sigue gustando jugar a las muñecas, en escenas que representan a la maestra o a la mamá.

Juegos de Reglas

Comprende reglas cada vez más complicadas. Sus posibilidades de razonamiento son cada vez mayores. Puede empezar a ponerse en el lugar del contrincante y anticipar movimientos y jugadas. A medida que crece puede planificar mejor su juego.

Juega a la pelota, a las escondidas y a otros juegos físicos, pero ahora tiene una mayor comprensión y respeto a las reglas. Entiende que estas normas son transmitidas e impuestas por los adultos. No comprende todavía que son fruto de una convención entre los jugadores y que pueden ser modificadas por mutuo acuerdo.

Los juegos de mesa producen cada vez más interés. Se pueden clasificar en distintos tipos

  • Juego de iniciación en el uso del número – operaciones sencillas
  • Juegos de razonamiento lógico – Para jugar estos juegos se requiere utilizar la capacidad de realizar deducciones, operaciones lógicas en donde debe hacer comparaciones e incluso entre dos clases de objetos.
  • Juegos de iniciación a la lecto-escritura – estos son juegos que lo familiarizan con las letras. Para poder competir debe poder resolver uno o más de los siguientes desafíos: identificar la forma de las letras, relacionarlas con el sonido correspondiente, componer palabras, y colocar una letra faltante. Cuando el niño ha logrado la alfabetización inicial puede comenzar a realizar juegos de palabras en donde se utilizan todas las letras. En el primer año de escuela básica podrá escribir algo que desee, eligiendo las letras, sin que deba adaptarse a letras dadas. Es decir, puede buscar dentro de letras sueltas las que necesite para escribir una palabra. No pueden buscar la palabra a partir de letras impuestas. Esto es más complejo pues debe tomar en cuenta todas las letras al mismo tiempo para poder escribir la palabra.
  • Juegos de relaciones espaciales – El niño va conociendo la relación espacial, abajo, arriba, a un lado y al otro, con mayor organización. Por esto identifica con mayor precisión las diferentes formas y posiciones de las figuras. Le gusta competir.
  • Juegos de destreza motriz – A esta edad va adquiriendo más precisión en los movimientos de las manos y por eso pueden realizar competencias que ponen en juego esas destrezas.